Lubina Salvaje

Lubina_salvaje_galicia_marisco-02

La lubina salvaje, es uno de los pescados más apreciados en la gastronomía, un tesoro que brilla por su maravilloso sabor y por su suave textura en los mejores restaurantes. La lubina salvaje, es un pescado blanco, una de las mejores materia primas que puede tener una gran cocinera/cocinero en su casa.

A continuación te presentamos los pasos más importantes que debería conocer todo super chef que cocina  en casa, un valiente de mandilón y zapatillas que no tiene miedo a cocinar un plato de lubina salvaje, recién pescado en las costas gallegas.

1. Disfruta de un buen vino, mientras haces tu pedido de lubina salvaje.

Puedes entrar en nuestra tienda online, mientras disfrutas de una copa de vino y en menos de 48 horas tu lubina gallega llegará a tu domicilio. Selecciona cómo deseas que te enviemos tu pieza de lubina de la ría, entera o limpia. Si seleccionas entera, sigue leyendo el siguiente paso, en caso contrario puedes pasar al número 3.

2. Cómo limpiar una lubina.

A continuación te contamos, varios puntos importantes para limpiar una lubina. Primero se le cortan las aletas y la espina dorsal. Después se hace un corte en su parte inferior y se retiran las agallas y todas las vísceras. Recomiendan limpiarla con un paño húmedo, para que no pierda su sabor.

También, puedes ver paso a paso el método de la limpieza de la lubina, existen diferentes vídeos tutoriales en Internet.

3. Hoy no me apetece lubina salvaje, voy a meterla en el congelador.

Si tus invitados te han fallado, puedes congelar la lubina fresca. Al tratarse de un producto que no sufre manipulaciones, puedes congelarlo con la garantía de que al consumirlo no pierde sabor ni calidad. Recomendamos que para descongelar lubina salvaje lo saques del congelador con antelación, nunca introducirlo en agua o en el microondas para descongelar.

4. Manos a la cocina.

Existen diferentes maneras de preparar este pescado: lubina a la sal, lubina al horno, lubina guisada, lubina en caldeirada, lubina al vapor, lubina marinada… Selecciona tu receta preferida, y déjate llevar en la cocina con un pescado que te enamorará por su suave sabor y olor.

5. ¡Qué aproveche!

La lubina es uno de los pescados, que le caerá muy mal a tu amigo el colesterol, ya que presenta muy poca grasa; en 100 gramos de carnes presenta apenas 2 gramos de grasa. Un alimento muy nutritivo que, si se cocina de manera sencilla, puede formar parte habitual de las dietas hipocalóricas.

Su carne supone un aporte interesante de potasio, fósforo y hierro, así como un aporte moderado de sodio y magnesio, comparado con el resto de pescados frescos.