Pulpo gallego, un molusco muy curioso

Pulpo_gallego_curiosidades_GM

El pulpo gallego es, seguramente el producto estrella de Galicia y uno de los más cotizados. Muy conocido a nivel nacional e internacional, el pulpo a la gallega o pulpo á feira,  (muy presente en fiestas, ferias y romerías, de ahí la expresión en gallego pulpo á feira),  es un manjar que pocos se han resistido a degustar y mucho menos a disfrutar.

Es un animal al que le rodean múltiples curiosidades, desde su preparación gastronómica, hasta sus propias características anatómicas y genéticas:

Comencemos por el aspecto culinario. ¿Cómo podemos cocinar el pulpo?

El plato consiste en una simple cocción en una olla de cobre, como así indica la tradición, (preferiblemente que sea un pulpo fresco congelado para así ablandar sus nervios), y con la técnica de “asustar al pulpo”, es decir, introducir el pulpo en el agua hirviendo durante unos segundos y sacarlo, repitiendo la acción tres veces. Se dice que así se consigue un pulpo más fino y exquisito.

Seguimos con el aspecto anatómico.

Los pulpos no tienen esqueleto ni interno ni externo, con lo que son prácticamente en su totalidad músculo. Así, son capaces de introducirse por cualquier recoveco que necesiten, ya sea para escapar, para esconderse de un depredador o para alcanzar a sus presas.

  •  ¿Sabías que el pulpo posee 9 “mini-cerebros”?

Cada uno de sus ocho brazos cuenta con una serie de ventosas y  un cerebro pequeño, que dependen a su vez  del principal situado en la cabeza, lo que quiere decir, que poseen ni más ni menos, que 9 cerebros. Se considera  el invertebrado con mayor inteligencia, teniendo un sistema nervioso muy desarrollado.

  •  A falta de un corazón para bombear, el pulpo dispone de tres!

Dos de ellos llevan sangre sin oxígeno a las branquias, mediante los que se realiza el intercambio de gases y el tercer corazón transporta la sangre oxigenada al resto del cuerpo.

  • Es el príncipe del mar, un molusco con sangre azul.

Una sangre también muy peculiar, por ser de color azul. Hecho que se debe a que en lugar de hemoglobina, utilizan hemocianina para transportar  el oxígeno, y la presencia de cobre (y no de hierro) en esta proteína es la que le da ese color azulado.

¿Conocíais todas estas curiosidades del pulpo?

Ya sabéis, para los amantes de este espectacular molusco, para los que quieran y se atrevan con la “técnica de asustar”, podéis comprar un pulpo fresco y entero de 1,9 a 2,7Kg procedentes de las Rías Gallegas en nuestra tienda online.