¿Cómo abrir ostras?

Abre_ostras_galicia_marisco-02

¿Quién fue el primer ser humano en abrir una ostra y probarla? El escritor satírico irlandés Jonathan Swift dijo que “el primer hombre que se atrevió a comer una ostra fue valiente”. Y es que seguramente nuestros ante pasados, seguramente no tendrían a mano una rodajita de limón, ni tampoco un cuchillo abre ostras, dos de las piezas más importantes para disfrutar del auténtico sabor sensorial de las ostras.

Abrir ostras sin el utensilio de marisco adecuado o sin conocimientos previos, puede llevar mucho tiempo y ser peligroso. A continuación os presentamos los puntos más importantes a la hora de abrir ostras.

Protege tus manos.

Te recomendamos usar protección, por ejemplo un guante anti corte textil para evitar posibles accidentes.

Más vale maña, que fuerza.

Abrir ostras se trata de un proceso delicado, por ello hay que cuidar a la ostra como un pequeño tesoro; un delicado proceso en el que hay que entrar en la concha de la ostra y remover la carne sin perder el jugo de su carne. Borra de tu mente abrir la ostra haciendo palanca con la máxima fuerza posible con el primer utensilio que te encuentres en tu cocina. Actualmente existen utensilios para comer marisco. En nuestra tienda online podrás encontrar cuchillo abre ostras una única pieza en acero inoxidable o cuchillo abre ostras con mango de plástico resistente.

El lado curvo de la ostra debe estar hacia abajo.

Ponemos la ostra sobre una mesa y la sujetamos con un paño con su parte de la concha más curva hacia abajo. Inserta tu abre ostras profesional en el vértice de la concha y vete girando hacia parte curva de la concha. Importante que vayas poco a poco, con giros muy cortos.

Ya falta menos, concha medio abierta.

En el momento que la concha comience a abrirse, desliza el cuchillo abre ostras pegado a la zona superior de la concha como sea posible. Poquito a poco, vete moviendo el cuchillo abre ostras hasta llegar a la zona más curva de la concha. Importante que durante todo el proceso con una mano firme sujetes la ostra y con la otra vayas haciendo pequeños giros con el abre ostras, para que la concha no se rompa.

Ostra abierta.

En el momento que sientas que las conchas se han separado, abre la ostra cuidadosamente. Desliza el cuchillo abre ostras por la parte superior para separar la carne restante.

¡Felicidades! Y ahora a disfrutar de la mejor parte. Disfrutar de un plato de ostras gallegas.