Pescado, mejor sin espinas

Si más de una vez has pensado: “debería comer más pescado, pero… ¡qué pereza las espinas!” No te preocupes, en Galicia Marisco tenemos la solución. Puedes comprar filetes de pescado sin espina.

Y si tu segundo pensamiento es: “pescado, siempre lo mismo, no se me ocurren más ideas para cocinarlo.” Deja descansar tu cabecita y veamos cuáles son los mejores trucos para hacer del pescado un alimento más atractivo.

Existen infinitas maneras de cocinar pescado, lo primero y más importante es que sepas cuál es el sabor que más te gusta. ¿Cómo averiguarlo si nunca lo has probado? Te damos algunas pistas.

El pescado azul posee un olor y sabor mucho más pronunciados que el blanco. No obstante, no hay por qué descartarlos. Disponemos de distintos trucos que pueden atenuar o enmascarar el sabor y el olor del pescado azul para el agrado de todos los comensales.

Existe una gran variedad de especies con una textura más firme; es el caso del emperador, el atún, el bonito, el salmón, el rape, el bacalao, el congrio o el mero.

 

El pescado no me “llena”

Descubrir el placer de comer pescado
El pescado es un alimento menos fibroso que la carne y su digestibilidad viene condicionada por su contenido graso (blanco, semigraso o azul), por su forma de preparación o cocción y acompañamientos (salsas y guarniciones). Por tanto, no se puede decir a priori que el pescado no “llena” o que no sacia. La merluza rellena junto con patatas y mayonesa gratinada al horno es otro claro ejemplo, así como el marmitako, un plato típico del País Vasco que se elabora con bonito, verduras, patatas y caldo.

Me aburre comer siempre lo mismo

Conviene variar el tipo de pescado y las técnicas culinarias, lo que dará como resultado una dieta más equilibrada y apetecible. A modo de ejemplo, la merluza es un pescado con muchas posibilidades culinarias. Se puede saborear rebozada junto a una ensalada; al horno con patatas panadera; en salsa verde con guisantes y marisco; al horno sobre un fondo de zanahoria y cebolla y gratinada; en pastel o croquetas junto con gambas; como principal ingrediente del relleno de pimientos, etc.

Descubre nuestros Pescados Gallegos Frescos a domicilio.